domingo, 22 de enero de 2017

Se va el moreno, llegó el naranja

Se fue Obama. La verdad es que independientemente  de lo mal o buen presidente que fue, el hombre generaba mucha simpatía, sus discursos estaban llenos de frases inspiradoras y fue un tipo mas querido que odiado por los medios y las redes sociales. Todo un Popstar de la presidencia. Como todos, tuvo sus más y sus menos. Fue capaz de darle salud a los pobres en USA, levantar el pedo económico que le dejó Jorgito Bush Jr., se arregló con Cuba (aunque muchos isleños terminaron odiándolo por terminar con la política de pies secos, pies mojados), logró dar de baja a Bin Laden (de quien misteriosamente nunca vimos el cuerpo) y le quitó (momentáneamente) las aspiraciones armamentísticas nucleares a Iran. Sin embargo, también tuvo sus lunares, como el hecho que Isis se haya hecho fuerte en su gobierno (aunque a decir verdad eso empezó a incubar desde la era del señor arbusto), sus bombardeos en medio oriente llenos de muertes civiles, dejar que Rusia al comando del hijo de Putin le haya cogido ventaja a USA, algo inconcebible para sus ciudadanos, y que irónicamente, siendo un presidente afro, se recrudeció la violencia racial en su país bajo su mandato. Eso sin contar que dejó como sucesor a la cabeza de nuestro contemporáneo imperio en manos de (como lo definen algunos) un toddler narcisista de 70 años. En fin, demasiado mediático, pero con sus más y sus menos, aunque siempre dará la impresión de estar mejor preparado y ser mejor persona que su sucesor.

Se puede agregar algo mas a los acontecimientos relacionados con la posesión del nuevo presidente de EEUU? A mi la verdad me pareció surreal verlo en la posesión. Fue como asistir a un capítulo de los Simpson de carne en hueso y en vivo y en directo. Estaba esperando que en algún momento se quitara la mascara y apareciera un extraterrestre verde en medio de su piel naranja, pero desafortunadamente, no sucedió.  En fin, a pesar de tanta protesta, y que para muchos su elección fue como una patada en el hígado, así funciona la democracia y habrá que esperar como se desarrollan sus "revolucionarias" ideas, aunque la verdad da miedo tanto nacionalismo, tanta falta de experiencia, tanta reserva (por no decir resentimiento u odio) con los inmigrantes y extranjeros y la incógnita de sus verdaderas intenciones en temas ambientales.

Sin haberse posesionado, el buen señor Trump ya había armado la grande por sus polémicos nombramientos.  Por ejemplo, algunos sabrán que como secretario de estado (el equivalente al canciller) fue nombrado el  CEO de EXXON MOBIL; se lo imaginan negociando políticas energéticas con países del medio oriente? Será que se inventa algunas armas de destrucción masiva como un presidente por allá en los 2000? Es que eso se ve tan raro como poner a Tomas y Jerónimo Uribe a cargo de la DIAN o de la Agencia Nacional de Tierras.

Y si en la era de Ronald Reagan (otro tipo que paso del cine y la televisión a la política, solo que con escala en una gobernación) su apuesta por poner gente de Wall Street terminó en la mentada recesión global de 2008 (de la que se salió con plata de los ciudadanos y de la que la no se aprendió nada porque los bancos siguen hacienda las mismas)  lo de Donald se ve mas peligroso, teniendo en cuenta que sus amiguitos niegan los efectos ambientales de las actividades humanas y tienen muchos intereses en continuar lucrándose de los frutos (negros sobre todo) que da la tierra y por los que la comunidad científica coincide en que su uso y explotación están destruyendo el planeta; es que si aquella crisis dejó a muchos sin plata y sin casa en todo el mundo, una crisis ambiental… bueno no se… seguro sería lo mejor para el planeta, porque nos desaparecería como raza.  


En fin, no seamos pesimistas. Evitemos comparar el discurso ultranacionalista de Mr Trump con el de un lider alemán por allá en los 30, u otro venezolano (alma bendita convertida en pájaro) por allá a finales de los 90, o el de Bane en “The Dark Knight Rises”, y esperemos lo mejor… Eso sí… deja para pensar que todo el mundo esté a la expectativa de lo que vaya a hacer un personaje que fue elegido por menos del 0.01% de la población mundial. Las maravillas de la sociedad moderna, no?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario